Dic 28

CONSUMIR MENOS SAL PARA PREVENIR LA HIPERTENSIÓN ARTERIAL Y OTRAS ENFERMEDADES DEL CORAZÓN

Consumir menos sal para prevenir la hipertensión arterial y otras enfermedades del corazón es una de las recomendaciones más importantes para conservar la salud, pues su consumo en exceso no solo predispone a desarrollar enfermedades cardiovasculares, sino también otros problemas de salud como la insuficiencia renal, la osteoporosis y el cáncer de estómago.

Estudios realizados en el país muestran que la población paraguaya, en promedio consume alrededor 13 g de sal al día, valor muy por encima de lo que la Organización Mundial de la Salud recomienda, que es de menos de 5 gramos diarios de sal, equivalente a una cucharadita pequeña.

Mucha gente no es consciente de la cantidad de sal que consume, ya que ésta no solo proviene de la sal de mesa que agregamos a las comidas, sino que se encuentra en forma oculta en una gran cantidad de alimentos y bebidas. En la población adulta paraguaya, la prevalencia de la hipertensión arterial está en torno al 45%, niveles en aumento conforme aumenta la edad.

Lograr una reducción en el consumo de sal, no es tarea fácil y requiere el compromiso de todos los actores implicados.

Medidas a tomar para reducir el consumo de sal
Individuales Cocinar sin sal, evitar el salero en la mesa, comprar productos bajos en sal o sodio
Industria alimentaria Reformular los ingredientes de sus productos envasados, mejorar el etiquetado de los productos para facilitar la lectura y comprensión
Políticas públicas Aplicar impuestos selectivos o normativas en relación al añadido de sal a los productos envasados y al etiquetado frontal de advertencia de productos altos en sal o sodio, promover campañas educativas y de concienciación dirigidas a todos los sectores de la población con fines de informar sobre los problemas de salud relacionados al consumo excesivo de sal/sodio.

En estas fiestas de fin de año, se recomienda moderar el consumo de alimentos muy salados o con alto contenido de sodio, disminuir el agregado de sal en las comidas y evitar agregar sal a los platos ya servidos. Recordar también que las bebidas alcohólicas y gaseosas son vehículos de sodio, el principal componente de la sal, y responsable de los problemas de salud ya mencionados, cuando se lo consume en exceso.