Dic 19

MODERAR EL CONSUMO DE SAL, TAMBIÉN EN VERANO

Desde la antigüedad, la sal ha sido clave para el ser humano, tanto, que muchas poblaciones se asentaban cerca de los depósitos de sal para controlar su comercio. Tal ha sido siempre la importancia de este mineral que incluso llegó a ser utilizado como objeto de pago con la que se abonaba a los trabajadores.

La sal de mesa o cloruro de sodio (NaCl) está compuesta por un 40% de sodio y un 60% de cloro, es decir que por cada 2,5g de sal hay 1g de sodio.

El sodio es uno de los elementos minerales más importantes del organismo, ya que ayuda a mantener el equilibrio entre los diversos líquidos de nuestro cuerpo, en la hidratación de todas nuestras células, y en la excitabilidad normal de los músculos. El exceso de sodio se elimina por la orina. El consumo excesivo de sodio puede conducir a la retención de líquidos o edema complicando ciertas enfermedades.

La reducción del consumo de sodio está asociado a una disminución de los niveles de la presión arterial sistólica y diastólica. En contrapartida, el aumento del consumo de sodio se asoció positivamente con peores pronósticos de salud

Las estrategias integrales y las políticas de Salud Pública enfocadas a la reformulación del etiquetado de alimentos envasados y campañas educativas dirigidas a toda la población parecen lograr mayores reducciones en el consumo de sal en toda la población que las intervenciones individualmente enfocadas. Numerosos estudios han “proporcionado evidencia de que una política nacional de reducción de la ingesta de sodio es altamente rentable e, incluso, sustancialmente más conveniente que estrategias de prevención médica altamente eficaces”.

Igualmente se recomienda que la gente lea la etiqueta de los alimentos y opte por comprar opciones más bajas en sodio, procurando elegir la opción o marca que contenga menos cantidad.

Tips para disminuir el consumo de Sal/Sodio

  1. Leer la etiqueta de los alimentos envasados.
  2. Preferir alimentos frescos como frutas y verduras.
  3. Modificar recetas habituales disminuyendo la adición de sal
  4. Evitar en lo posible consumir alimentos preparados fuera de la casa.
  5. Limitar el consumo de alimentos envasados.
  6. Cocinar con menos condimentos o alimentos ricos en sal/sodio, como ahumados, enlatados, encurtidos, conservados, galletitas saladas, snacks.

Clic en el siguiente enlace descargar la presentacion AFICHE MENOS SAL MAS SALUD