Cada 28 de abril, se busca promover cultura preventiva en ambientes laborales

En el “Día Mundial de la Seguridad y la Salud en el Trabajo”, el Ministerio de Salud recuerda que hoy más que nunca las prácticas para un trabajo seguro, saludable y digno son fundamentales para el empleado y el empleador.

Para lograr el mencionado objetivo, el empleador está obligado a tomar todas las precauciones a fin de proteger la vida, seguridad y salud de los trabajadores. 

Dentro de estas medidas figuran:

*Que los funcionarios se sometan a un examen médico antes de su contratación, y a controles médicos periódicos libres, al menos una vez al año para empleados con trabajos con bajas condiciones de peligro y, cada seis meses, para trabajadores que realizan tareas peligrosas. 

*El desarrollo de planes de prevención con garantías de seguridad y salud en cuanto a riesgos laborales en el lugar de trabajo, con el uso de maquinaria, operaciones, sustancias peligrosas y otros. 

*Las empresas con 150 o más trabajadores deben contar con un servicio de salud; las que cuenten con menos de 150 trabajadores deben utilizar los servicios externos.

*Todas las empresas deben disponer de un botiquín de primeros auxilios equipado; instalaciones sanitarias y dormitorios; agua potable; tiempo de descanso y áreas para comer. 


La información es parte importante de la seguridad

Todos los integrantes de una empresa deben contar con información adecuada sobre productos químicos o biológicos utilizados en el lugar de trabajo, sus propiedades peligrosas y las medidas preventivas; también deben detallarse las etiquetas y símbolos; facilitar el acceso a las fichas de datos de seguridad y proporcionar cualquier otra información útil con respecto a su seguridad y salud.


Por su parte, los trabajadores deben seguir y respetar las leyes, reglamentos y órdenes relacionadas con la prevención de accidentes, la seguridad y la higiene del trabajo y abstenerse de cualquier acto que pueda poner en peligro la seguridad de sus compañeros de trabajo, así como de otras personas. 


Los trabajadores tienen derecho a retirarse de una situación e informar rápidamente a la persona responsable al detectar el peligro inminente o grave para su seguridad o su salud.


Finalmente, se recuerda que el Ministerio de Justicia y Trabajo tiene poder para imponer sanciones económicas por violaciones de la legislación laboral y los empleadores tienen el derecho de apelar ante los tribunales laborales.