A fortalecer las defensas con una alimentación saludable

Especialmente en invierno cuando más acechan los virus respiratorios, es importante aumentar el consumo de frutas y verduras para reforzar el sistema inmune y prevenir enfermedades. 

El Ministerio de Salud Pública recomienda mantener una alimentación saludable y equilibrada, incluyendo diariamente 5 porciones de frutas y verduras de diferentes colores para fortalecer el sistema inmunológico y prevenir enfermedades. Los distintos colores de las verduras y frutas aportan importante cantidad de vitaminas, minerales y otras sustancias beneficiosas para el organismo.

La época de frío es también un buen momento para incluir caldos que pueden ser de verduras, pollo, porotos u otras legumbres, etc. La recomendación es que sean caseros, ya que los caldos instantáneos contienen mucha sal y muchos aditivos. También debe cuidarse el método de cocción evitando las frituras y el agregado de grasas o aderezos a las comidas, e incorporando en todas las preparaciones abundantes verduras.

Por otra parte, es muy importante mantener los horarios de las comidas y cuidar el tamaño de las porciones. En invierno las personas están menos activas y, por lo tanto, la cantidad de calorías consumidas debe ser acorde al gasto de las mismas. 

¿Qué beneficios aportan las frutas y verduras de diferentes colores?

⦁    Rojo: Las frutas y verduras de color rojo contienen una sustancia llamada licopeno a la cual se le atribuyen propiedades beneficiosas para la salud. Ayudan a mejorar la circulación y a la prevención de problemas cardiacos y algunos tipos de cáncer.

⦁    Amarillo y naranja: beneficioso para la salud de la piel y la vista.

⦁    Lila: tienen propiedades antioxidantes, mejoran la circulación sanguínea y la favorece al cerebro; ayuda a la memoria y a la salud mental.

⦁    Verde: son una importante fuente de fibra por lo que ayudan a evitar el estreñimiento.

Para recordar:

¿Qué es una porción?

Una porción corresponde a una unidad o a la cantidad de frutas que cabe en una mano. En el caso de las verduras, de ambas manos. Ejemplo: un racimo de uvas, una banana mediana, una naranja mediana, un trozo pequeño de sandía, un plato de ensalada (tamaño regular).

Finalmente, como en cualquier época del año, se recomienda una buena hidratación y realizar por lo menos 60 minutos de actividad física diaria para mantener un estilo de vida saludable.