Información Viruela del Mono



Es una zoonosis viral causada por el virus de la viruela símica, que pertenece al género Orthopoxvirus, este incluye al virus variola (el que ocasiona la viruela). Hay dos tipos de la viruela símica: de la cuenca del Congo (África central) y la de África occidental. Las infecciones en humanos con la de África occidental aparentemente causan una enfermedad menos grave.

La viruela símica se transmite de persona a persona mediante contacto directo con alguien que tiene una erupción cutánea (sarpullido) de viruela símica, en particular mediante contacto cara con cara, piel con piel, boca con boca o boca con piel, incluido el contacto sexual. Todavía estamos aprendiendo sobre la duración de la capacidad infectante de las personas con viruela símica, pero por lo general se consideran infecciosas hasta que todas las lesiones se han cubierto de costras, las costras se han caído y se ha formado una nueva capa de piel debajo.

Los entornos pueden contaminarse con el virus de la viruela símica, por ejemplo, cuando una persona infecciosa toca prendas de vestir, ropa de cama, toallas, objetos, aparatos electrónicos y superficies. Si alguien más toca estos artículos, puede infectarse. También es posible infectarse al respirar por descamación de la piel o virus de la ropa, la ropa de cama o las toallas. Esto se denomina transmisión por fómites.

Las úlceras, lesiones o llagas en la boca pueden ser infecciosas, lo que significa que el virus puede propagarse por contacto directo con la boca, gotículas respiratorias y posiblemente a través de aerosoles de corto alcance. Aún no se comprenden bien los posibles mecanismos de transmisión de la viruela símica a través del aire y se están realizando estudios para obtener más información.

La viruela símica puede propagarse a las personas cuando éstas entran en contacto físico con un animal infectado, como un primate no humano, un roedor terrestre, un antílope, una gacela o una ardilla arborícola (por ejemplo, a través de mordeduras o arañazos, o durante actividades como cazar, despellejar, atrapar, cocinar, jugar con animales muertos). El virus también se puede contraer al comer animales infectados. El riesgo de contraer la viruela símica a través de animales puede reducirse evitando el contacto sin protección con animales salvajes (incluidas su carne y su sangre), especialmente con los que están enfermos o muertos. En los países donde los animales portan la viruela símica, debe cocinarse bien cualquier parte de alimento que contenga carne o partes de animales antes de ingerirlo.

Las definiciones de caso establecidas el 20 de mayo de 2022 podrían ser actualizadas, de acuerdo con la evolución del evento. La OPS/OMS propone la siguiente definición de caso provisional para PAÍSES NO ENDÉMICOS.

Cuando una persona de cualquier edad presenta, en un país no endémico de viruela símica, un exantema (Sarpullido) agudo inexplicable y que presentó uno o más de los siguientes signos o síntomas:

- Cefalea (Dolor de cabeza)
- Inicio brusco de fiebre (>38,5ªC)
- Mialgia (Dolor muscular)
- Dolor de espalda
- Astenia (Cansancio físico)
- Linfadenopatía (Inflamación de ganglios)

Y: para los cuales las siguientes causas habituales de exantema agudo (sarpullido agudo) han sido excluidas: varicela, herpes zóster, sarampión, Zika, dengue, chikungunya, herpes simple, infecciones bacterianas de la piel, infección gonocócica diseminada, sífilis primaria o secundaria, chancroide, linfogranuloma venéreo, granuloma inguinal, molusco contagioso, reacción alérgica (por ejemplo, a las plantas); y cualquier otra causa común localmente relevante de erupción vesicular o papular.

Cuando la persona cumple con la definición de caso sospechoso y uno o más de los siguientes criterios:
- Tiene un vínculo epidemiológico (exposición estrecha sin protección respiratoria; contacto físico directo, incluido el contacto sexual; o contacto con materiales contaminados, como ropa o ropa de cama) con un caso probable o confirmado de viruela símica en los 21 días anteriores al inicio de los síntomas.
- Antecedente de viaje a un país endémico de viruela símica en los 21 días previos al inicio de los síntomas.

Cuando la persona cumple con la definición de caso sospechoso o probable y está confirmado por laboratorio para el virus de la viruela símica mediante pruebas moleculares (PCR en tiempo real), u otras como secuenciación (si están disponibles).

NOTIFICACIÓN: Toda sospecha debe notificarse al Sistema Nacional de Vigilancia de la Salud de forma inmediata.

El virus también puede transmitirse de la madre al feto o después del nacimiento por contacto piel con piel, o de un progenitor al lactante o el niño por contacto directo. Aunque se han comunicado casos de infección asintomática, no está claro si las personas sin síntomas pueden propagar la enfermedad o si puede propagarse a través de otros líquidos corporales. Se han encontrado trozos de ADN del virus de la viruela símica en el semen, pero aún no se sabe si la infección puede propagarse a través del semen, los líquidos vaginales, los líquidos amnióticos, la leche materna o la sangre. Se están realizando investigaciones para obtener más información acerca de si las personas pueden propagar la viruela símica mediante el intercambio de estos líquidos durante y después de la infección sintomática.

La viruela símica supone “un alto riesgo de infección congénita grave, pérdida del embarazo y morbilidad y mortalidad materna”. El brote actual y aunque se asocia con una enfermedad más leve y una tasa de letalidad más baja en personas no embarazadas, se desconocen los efectos en el embarazo.

Si se ha confirmado que tiene viruela símica o lo sospecha y está dando el pecho, hable con su proveedor de atención médica para obtener asesoramiento. Este evaluará el riesgo de transmitir la viruela símica, así como el riesgo de retirar la lactancia materna al bebé. Si es posible que continúe amamantando y tenga contacto estrecho con el bebé, le asesorarán sobre cómo reducir el riesgo mediante la adopción de medidas como cubrir las lesiones y llevar mascarilla para reducir el riesgo de transmitir el virus. Deberá buscarse cuidadosamente el equilibrio entre el riesgo de infección y el daño y la angustia posibles causados por la interrupción de la lactancia materna y el contacto directo entre el progenitor y el hijo. Todavía no se sabe si el virus de la viruela símica se puede transmitir de padres a hijos a través de la leche materna; se trata de un ámbito que necesita más estudios.

La OMS ha mostrado su preocupación por los contagios de la viruela del mono entre niños y es que ellos, en caso de infectarse, pueden desarrollar una forma más grave de la enfermedad, como ocurre en general en otras infecciones, por tener menos desarrollado el sistema inmunitario. Los niños pueden contraer esta enfermedad por contacto físico directo con alguien que tiene síntomas. Los datos de países previamente afectados muestran que los niños suelen ser más propensos al cuadro grave de la enfermedad que los adolescentes y los adultos. En el brote actual de viruela símica se ha detectado un pequeño número de niños con la enfermedad.

El virus puede transmitirse a los bebés por nacer a través de la placenta, lo que lleva a la viruela del mono congénita, o por contacto cercano durante el parto o después. Si las mujeres embarazadas son tratadas a tiempo, y controladas durante la gestación, es posible lograr un nacimiento normal y sano.

• Lavarse las manos con agua y jabón de forma frecuente.

• Cubrir nariz y boca al estornudar o toser. Cuando se esté físicamente cerca de un enfermo, usar tapabocas, especialmente si está tosiendo o se tiene lesiones en la boca.
• Evitar compartir alimentos, bebidas, cubiertos y platos.
• Lavar la ropa, toallas, utensilios para comer y sábanas que hayan estado en contacto con una persona enferma, utilizando agua tibia y detergente.
• Evitar el contacto con las lesiones de una persona infectada, si se deben tocar usar guantes y desechar de forma correcta.
• En caso de presentar síntomas, acudir al médico y evitar el contacto con otras personas.

Todos tenemos un riesgo similar de enfermarnos, pero la gravedad de la enfermedad va a ser mayor en personas con diabetes, hipertensión, obesidad y problemas inmunológicos. En la mayoría de los casos, los síntomas de esta enfermedad desaparecen por sí solos en unas pocas semanas. Sin embargo, en algunas personas, las infecciones pueden provocar complicaciones médicas e incluso la muerte. Los bebés recién nacidos, los niños y las personas con inmunodepresión subyacente corren el riesgo de padecer síntomas más graves y de morir a causa de la viruela símica.

Si ha tenido contacto directo con alguien que tiene viruela símica o en un entorno que puede haber estado contaminado por el virus, vigílese estrechamente para detectar signos y síntomas durante 21 días desde el momento en que se produjo la última exposición. Limite el contacto directo con otras personas tanto como pueda, y cuando sea inevitable, hágale saber a su contacto que ha estado expuesto a la viruela símica.

Si cree que tiene síntomas de viruela símica, póngase en contacto con el trabajador de la salud que le atiende habitualmente para que le haga pruebas y le proporcione atención médica. Hasta que reciba el resultado de la prueba, aíslese de los demás si es posible. Lávese las manos frecuentemente. Si la prueba de detección de la viruela símica es positiva, el trabajador de la salud que le atiende le aconsejará si debe aislarse en casa o en un centro de salud, y qué atención necesita.

Realizar la consulta en el servicio de salud público o privado más cercano a su domicilio de forma inmediata.

Definición de contacto: es una persona que estuvo expuesta en diferentes contextos a un caso probable o confirmado de viruela símica en el período infeccioso, comprendido entre el inicio de síntomas del caso hasta que hayan caído todas las costras de las lesiones cutáneas. Se considera como exposición, las siguientes situaciones:

- Exposición sin protección respiratoria (particularmente relevante para los trabajadores de la salud)
- Contacto físico directo, incluido el contacto sexual
- Contacto con materiales contaminados como ropa diaria o ropa de cama

Se recomienda realizar seguimiento del contacto cada 24 horas para detectar la aparición de signos y síntomas durante un período de 21 días desde el último contacto con un paciente. Si el contacto desarrolla sarpullido, este debe ser aislado y evaluarse como caso sospechoso, además se debe recolectar una muestra para análisis de laboratorio para detectar viruela símica.

Toda persona que presente síntomas compatibles (en especial sarpullido) y antecedentes de viaje a zonas donde está habiendo casos y/o supone alguna exposición de riesgo deberá realizar:

• Medidas de aislamiento social (no concurrir a escuela, trabajo, eventos sociales, etc).
• Medidas de protección respiratoria (uso adecuado de tapabocas, ambientes ventilados y distancia de las otras personas).
• Mientras permanezca asintomática, puede continuar con las actividades diarias de rutina, pero deben permanecer cerca de casa mientras dure la vigilancia y no deben donar sangre, células, tejidos, órganos, leche materna o semen mientras estén bajo vigilancia. En caso de que se presenten contactos asintomáticos en niños en edad preescolar se recomienda evitar que acudan a guarderías, etc.
• Realizar la consulta en el servicio de salud más cercano a su domicilio de forma inmediata

Las personas con síntomas deben realizar AISLAMIENTO ESTRICTO hasta obtener el resultado del laboratorio (confirmar o descartar). Utilizar barbijo quirúrgico bien ajustado, cubriendo nariz, boca y mentón

• Para los casos que requieren hospitalización, se recomiendan habitaciones individuales o en cohortes (confirmado con confirmado, sospechoso con sospechoso) con ventilación adecuada y baño asignado.
• El aislamiento y las precauciones adicionales basadas en la transmisión deben continuar hasta la resolución del exantema vesicular.
• Desde la sospecha del caso se debe iniciar la búsqueda e identificación de posibles contactos estrechos

La infección, se caracteriza por fiebre, cefalea intensa (dolor de cabeza intenso), inflamación de los ganglios linfáticos, dolor lumbar (dolor de espalda o columna), dolores musculares y cansancio intenso. El sarpullido puede estar ubicado en/o cerca de los genitales (testículos, labios, vagina, pene) o en el ano y podría estar en otras áreas como las manos, los pies, el pecho, la cara o la boca.

Realizar la consulta en el servicio de salud más cercano a su domicilio de forma inmediata.

No hay tratamientos específicos contra la infección por el virus de la viruela símica. Los síntomas de la viruela símica suelen resolverse espontáneamente.

• Las vacunas contra la viruela ya no están disponibles en el mercado
• Debido a que la infección por la viruela símica es inusual, no se recomienda la Vacunación Universal

Para la confirmación de los casos, la reacción en cadena de la polimerasa (RT-PCR) es la prueba de laboratorio recomendada. Todos los servicios de la Red Nacional de Laboratorios están en condiciones de realizar la toma de muestras, estás se derivarán al Laboratorio Central de Salud Pública que es el único, hasta la fecha, establecimiento del Ministerio de Salud Pública y Bienestar Social que realiza esta confirmación por medio de pruebas de RT-PCR.

La información Internacional disponible muestra que la probabilidad de muerte es muy baja, menor al 1% El riesgo general para el público y los profesionales de la salud es bajo en este momento. La propagación del virus de persona a persona ocurre por contacto directo con la piel de una persona infectada o las secreciones de esa persona. El público no se considera de alto riesgo por varias razones. Primero, la transmisión de la viruela símica requiere un contacto cercano prolongado con personas infectadas. A diferencia del Covid-19, en el que se puede no saber que se está infectado, las personas contagiadas con viruela símica tienen síntomas, como fiebre o sarpullido, que facilitan el reconocimiento.

Cuando cumple con los criterios de caso sospechoso o probable y está confirmado el diagnóstico por laboratorio mediante pruebas moleculares.

Las vacunas contra la viruela ya no están disponibles en el mercado. Existe una vacuna que se desarrolló para la viruela símica (MVA-BN), siendo aprobada en 2019, pero aún no está ampliamente disponible. La OMS está coordinando con el fabricante para mejorar el acceso a esta vacuna. Debido a que la infección por la viruela símica es inusual, no se recomienda la vacunación universal.

Reducir la exposición al riesgo

- Evitar contacto con animales que puedan ser reservorio del virus (roedores y primates).
- Manejo de animales enfermos con Equipo de Protección adecuado (EPP).
- Evitar el contacto estrecho con las personas infectadas.
- Aislamiento y asistencia de casos sospechosos con EPP adecuado.
- Lavado de manos.
- Vigilancia y detección rápida de nuevos casos, contactos estrechos e identificación de brote.

La Dirección General de Vigilancia de la Salud se encuentra monitoreando la situación, realiza el seguimiento de casos sospechosos de acuerdo a la sintomatología y los antecedentes de viaje, y a través del Centro Nacional de Enlace está en comunicación permanente con la Organización Panamericana de la Salud (OPS) y Organización Mundial de la Salud (OMS).

Contextos de exposición: hogar, lugar de trabajo, escuela/guardería, contactos sexuales, atención médica, lugares de culto, transporte, deportes, reuniones sociales y cualquier otra interacción social.

FUENTE: - https://dgvs.mspbs.gov.py/files/slider/BOLETIN_ALERTA%20EPIDEMIOLOGICA%202-2022.pdf - Monkeypox CDC https://www.cdc.gov/poxvirus/monkeypox/transmission.html - Alerta Epidemiológica, 22 de mayo, Argentina: Ministerio https://bancos.salud.gob.ar/recurso/caso-sospechoso-de-viruela-simica


Plan de Contingencia Monkeypox

Guía Viruela Símica

Requisitos para la implementación del diagnóstico molecular de MONKEYPOXVIRUS, por el método de RT-PCR en tiempo real